No soy suficiente

Salen por la puerta mientras yo les digo adiós con una sonrisa de oreja a oreja. Me siento en la silla y ¡descanso! Siento como todo mi cuerpo se relaja al momento, como todas las tensiones se liberan y puedo volver a respirar en paz. Y es me paso el día pendiente de una personita …

Mi hogar y mi tierra, ¿podré unirlos otra vez?

¡Vuelvo a mi tierra! Ya he comprado los billetes para volar con mi nena a mi tierra junto con mi familia y mi gente. Qué ganas tengo. Cuando embarque habré pasado justo 8 meses en esta tierra extraña. No es mucho pero suficiente como para saber que yo quiero criar mi hija cerca de su …