Nocilla, caramelos y otras guarradas.

Últimamente no estoy muy bien boyante a pesar de volver a dormir en mi querida tierra. Y ahora se me ha añadido un problema gordo, muy gordo. Desde el mismo momento que el predictor marcó con dos rallitas la presencia de mi hija que no he vuelto a fumar, ni a tomar una cerveza bien …

Entre la maravilla y el agobio.

La semana pasada escribí, después de no sé cuantas en silencio, quejándome de la maternidad. Y es que creo que lo que peor llevo no es tanto el no poder hacer y deshacer libremente, sino que la restricción te llegue en cualquier momento y sin previo aviso. Aun así disfrutar de mi niña es el …