Cuando me lloriquea.

A los bebés no les gusta quejarse por vicio. Cuando lloriquean (o directamente lloran) siempre hay una razón de peso. Una vez más lo he podido comprobar.

6 seguidores :)

Día 6 y ya somos 6 seguidores. ¡Qué alegría! ¡Muchas gracias y feliz domingo!