Es bueno llorar a veces.

Hay tiempo para todo, para divertirse, reír, disfrutar, y a veces para estar afligidos, tristes, abatidos, preocupados. Es normal, no podemos estar siempre al 100%. Lo importante es comprender por que nos sucede y actuar en consecuencia. Estas emociones tienen su función. Aprendamos a respetar nuestros estados internos, a escuchar nuestras voces y a responder a estas. Amarnos implica respetarnos y conocernos.

Apoyar, reforzar, animar. Debemos dejar espacio para entender el dolor y así reconducirlo mejor.

Comprender porque nos pasa lo que nos pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s