¡Gracias a todas las mamás que nos dan apoyo virtual!

Podría decir que me encanta Facebook pero la verdad es que estoy enganchada a esta Red social. Hace años que vivo sin televisión, que apenas leo la prensa convencional. Alguna fuente he de tener para saber lo que se cuece en el mundo. Imagino que por eso no soy capaz de deshacerme de mi cuenta a pesar de haberlo deseado muchas veces. Es una necesidad humana el mantenerse en contacto con sus congéneres. Y vivimos una época de contacto virtual, nos guste o no.

Desde mi embarazo me gusta sacar la nariz en el mundo de la crianza. No tanto para informarme sino más para sentirme arropada. Me ha ayudado mucho ver constantemente algunas consignas que se van repitiendo acerca del tipo de crianza que decidí llevar.

Ya estando embarazada sentí poco apoyo social. En el momento que un espermatozoide fecunda un óvulo la mujer inicia un período tan especial como delicado. La naturaleza pone en marcha todo un mecanismo para dar garantías de bienestar al feto y al futuro bebé.

En nuestra cultura hace tiempo que el llamado hombre civilizado empezó a dar la espalda a la naturaleza considerándola peligrosa. Inició una lucha con la pretensión de dominarla y someterla a su voluntad tomando la capacidad racional como única vía de camino hacia la verdad y de resolución.

Muchos fueron los avances que trajo esta corriente. La ciencia y la tecnología consiguieron desafiar la enfermedad y la muerte. Consiguieron mejorar la calidad de vida en muchos aspectos. Pero se llevaron por delante otros fundamentales.

Ahora pagamos las consecuencias. Sin negar la excelencia del hombre es hora de empezar a ser humildes. Sin negar la obra humana y su grandeza es momento de reconocer el poder de la naturaleza y su superioridad.

La mujer, siendo la parte de la humanidad destinada a la crianza, opera desde otro prisma. Su verdad, su sentido y su camino pasan por un lugar más allá de lo racional. Lugar que empezó a ser destruido por la fuerza del raciocinio.

La maternidad es terreno femenino, y sin negar los logros científicos, que ha conseguido salvar muchas vidas, debemos devolverla donde pertenece. Sólo una madre puede comprender a otra madre. Sólo una madre, cualquiera, conoce la fuerza de la naturaleza y su furia porque la ha sentido en sus entrañas.

Una madre no razona, actúa. En un momento dado puede reflexionar, analizar, pensar, pero será su instinto, su furia la que la mueve. Ella siente, intuye y sabe. No le preguntes por qué pero sabe.

La naturaleza obra en ella. La prepara para recibir a un nuevo ser que requerirá todos los cuidados y toda la atención. Sólo una mujer es capaz de tan grande misión.

Esta idea, actualmente, no gusta. Socialmente hablando no está bien visto considerar el papel maternal. Lo políticamente correcto es fomentar los muchos otros aspectos y capacidades de la fémina. Y ha sido tan así que las madres nos encontramos siendo ciudadanos de segunda. Al menos así me siento.

Decidir quedarme en casa a criar a mi bebé me hace ser menos digna a los ojos de la sociedad. Y si entramos en cuestiones como la lactancia, el colecho, etc. Ya ni te cuento. Soy una esclava que ha perdido su identidad, que casi ha dejado de ser mujer. Que paradójico, ¿verdad? ¿Cómo se puede ser menos mujer llevando a cabo aquello que ha sido destinado exclusivamente a la mujer? Y ¿que se es más esclavo, siguiendo los dictados de la sociedad o del instinto?

Cada día cuando abro mi pequeña ventana al mundo y leo las mamás diciéndome (o mejor dicho, diciéndonos) que lo hago bien, que lo puedo hacer, que nunca puede haber demasiado mimo, ni demasiados brazos, que mi leche es buena, más que suficiente, que puedo portear tanto como las dos deseemos, que le hago bien para sus caderas, que el colecho es bueno, que esa no es la forma de consentir, entonces cojo fuerzas para seguir andando el camino que dicta mi corazón, el camino que me une a ella, el camino que la hace más fuerte, sana, equilibrada.

Gracias a todas esas mamás que me han sostenido cada día con sus palabras de amor, consuelo y ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s