No me la juego.

¿Por qué no me gustaría alejarme de mi nena antes de tiempo? Ella necesita, ante todo, mi presencia. Yo también necesito la suya. Mi instinto no se fía de absolutamente nadie, ni de los profesionales. Socialmente aún no sabemos lo que es una criatura. El sistema no contempla sus verdaderas necesidades. El problema en sí no es la falta de amor, sino de información.

Me mantendré a su lado hasta que sienta y vea que mi niña está preparada para enfrentarse y/o explicarme. Hasta que sienta que ya no requiera una atención continua

¿Soy radical? Quizás, pero no me la juego con el futuro y la felicidad de mi amor. Sé que actos aparentemente inocentes pueden causar traumas y consecuencias.

¿Exagero? Quizás, pero el dejar llorar no es bueno y aún hay demasiada gente que no lo sabe. El negar una emoción es alimentarla y aún hay demasiada gente que no lo sabe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s