¡Nos vamos de viaje!

Y me tomo dos semanas de relax literario.

Llevo un ajetreo de aúpa. Hacer las maletas, despedirme de la gente y atender la niña es mucho para mí. Hemos de tener en cuenta que no son unas maletas cualesquiera. Son las maletas de un viaje muy largo y por mucho tiempo. Que no las hace cualquiera sino una absoluta inexperta que ha ido pidiendo consejo a los más expertos viajeros. Que no he de llevar cualquier cosa, sino abrigos, ropa fina y gorda para una nueva vida. En fin, que esta dichosa tarea me está agobiando y ocupando mi mente en demasía.

Además una vez llegue allí no sé qué me encontraré. No sé cómo me adaptaré, qué horarios seguiré, qué rutinas adoptaré. A parte hay siete horas de diferencia entre mi país y México. Esto significa que aunque siguiera la misma rutina de ahora, que es lo más probable, la hora de publicación cambiaría.

Por todo ello me tomo unos días de relax en el diario. Durante dos semanas rompo la rutina establecida. No dejaré de publicar pero quizás no lo haga cada día, ni a la misma hora. Quizás publique una frase o un pequeño fragmento, quizás mi última anècdota o mi última reflexión.

Durante dos semanas este diario toma un periodo de relax para arrancar otra vez desde el nuevo hogar.

Mi pequeña lo agradecerá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s